Marca empleadora, una estrategia indispensable para enamorar a tus talentos

En la actualidad, las empresas no solo existen gracias a sus clientes, sino también (y en gran medida) a sus colaboradores. Enfocarse en la construcción de una marca empleadora potencia la productividad y la reputación positiva de una organización. 

Marca empleadora: ¿Por qué es fundamental en tu estrategia de atracción y retención de talentos?

Construir una marca empleadora es un trabajo complejo y delicado que debe contemplar diferentes procesos que impactan en la relación con los talentos. 

Abarca desde la búsqueda laboral hasta el outsourcing, generando estrategias y desarrollando acciones que cuiden a los colaboradores y atraigan a los mejores talentos. Esto demuestra que se trata de un proceso que define el ADN de una empresa.

Actualmente, como consecuencia de la digitalización y de la gran cantidad de canales donde los colaboradores pueden expresar su opinión y su visión sobre la empresa en la que trabajan —en especial, las redes sociales—, se hace cada vez más importante que esos colaboradores estén atraídos por la marca y sientan pertenencia e identificación con la compañía.

De hecho, se dice que son ellos los embajadores de las marcas porque son capaces de divulgar información sobre una empresa en concreto y hacer conocer el trato recibido en sus puestos laborales.

Sin dudas, este contexto obliga a las organizaciones a poner el foco en estrategias que las posicionan como un lugar atractivo porque, al fin y al cabo, son los colaboradores quienes impulsan la buena reputación. 

El camino correcto es el que nos lleva a diseñar ideas, estrategias y acciones con gran impacto positivo entre los colaboradores, donde los beneficios sean múltiples y la buena experiencia de los talentos sea uno de los principales objetivos de la compañía.

Las ventajas de construir una marca empleadora fuerte

El mercado laboral se ha vuelto altamente competitivo, porque los trabajadores tienen nuevas demandas, las habilidades requeridas se han modificado, el acceso a la educación y especialización es cada vez más fácil, y el trabajo remoto se ha establecido.

Todas estas variables hacen que destacarse como marca empleadora sea un verdadero desafío. Pero no es imposible: el éxito reside en poner a los colaboradores y futuros talentos en el centro de la organización.

Esto implica planificar una buena diferenciación frente a otras empresas, contemplando este nuevo escenario donde la comunicación y la innovación tecnológica trabajan juntas y avanzan a pasos agigantados.

Las ventajas de construir una marca empleadora son múltiples. Veamos cuáles son las más valoradas por las marcas líderes:

1. Mejora la retención de talentos

En tiempos donde la fuga de talentos y el recambio de personal son cada vez más intensos, retener a los mejores colaboradores se ha convertido en uno de los trabajos más difíciles para las empresas.

Ser una marca empleadora significa que las condiciones laborales y los beneficios hacia los empleados se destacan y son valorados por ellos. Esto, consecuentemente, hace que los mejores talentos se queden dentro de la compañía, trabajen mejor y se sientan comprometidos con su puesto de trabajo.

2. Logra embajadores de marca sin costo

Cuando los colaboradores se sienten satisfechos y valorados por una empresa, se convierten en los mejores embajadores de la marca porque, recomendarán entre sus contactos todos los beneficios que obtienen en su lugar de trabajo y esto potencia la imagen de la compañía.

3. Refuerza la identidad digital

 Vinculado al punto anterior, las marcas que tienen una buena reputación entre sus empleados aumentan la imagen positiva en el entorno digital, porque serán ellos quienes recomienden las nuevas ofertas laborales, compartan información sobre los productos y servicios de la empresa, y celebren los logros de la compañía en sus redes sociales.

4. Maximiza la captación de talentos

Además de retener talentos, una buena marca empleadora potencia la captación de los mejores perfiles para sus puestos de trabajo ya que, gracias a los beneficios que brindan a sus colaboradores, un número importante de talentos especializados deseará formar parte de la compañía.

5.  Aumenta la productividad de cada puesto de trabajo

Cuando los colaboradores están 100% satisfechos con sus puestos de trabajo, trabajan mucho mejor y abogan por el éxito de la compañía. Sin dudas, un trabajador que se siente a gusto con la empresa será altamente productivo.

¿Necesitás convertirte en marca empleadora? En Bayton podemos ayudarte, porque estamos convencidos de que ninguna empresa puede ser exitosa sin su gente, personas que trabajan para hacer la diferencia, aprendiendo, mejorando, dando lo mejor de cada uno. ¡Hablemos!




Compartir nota
Tags