<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101338777021665&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Skip to content

La opción del trabajo remoto frente a crisis sanitarias

Las medidas de prevención y aislamiento social que surgen de la propagación de virus apresuran la implementación del trabajo remoto para las empresas que puedan ponerlo en funcionamiento y mantener así una corriente dentro de todo fluida del trabajo y la economía. El teletrabajo se presenta como una alternativa para contrarrestar el impacto que produce una crisis emergente en el mundo del trabajo, como la pandemia del coronavirus.

La crisis sanitaria resulta de algún modo un punto de partida para entender la modalidad flexible del trabajo a distancia y sus consecuencias positivas. Las medidas de prevención de contagio se trasladan a todos los ámbitos y espacios de trabajo, y el teletrabajo o trabajo remoto es una solución para algunas ocupaciones. Frente al coronavirus, ¿cómo continuar con la productividad y cuidar los compromisos laborales desde un home office adecuado y responsable?

Mujer sosteniendo papeles y pensando en los beneficios del trabajo remoto en tiempos de pandemia

¿Qué es el trabajo remoto y cómo funciona?

El trabajo remoto no es algo nuevo. Por ejemplo, se utiliza en técnicas de outplacement para personas que se están por jubilar. Viene ganando terreno entre los profesionales que pueden realizar un trabajo a distancia sin necesidad de trasladarse y, además, eligen este formato como estilo de vida. Sin embargo, la pandemia del coronavirus hace que muchas empresas elijan por primera vez el trabajo remoto para sus empleados, priorizando la seguridad y la prevención de contagio pero sin dejar de lado la productividad de sus negocios. ¿De qué se trata?

El teletrabajo es una forma organizativa en la que los empleados trabajan a distancia en un lugar ajeno al empleador, el domicilio del empleado en este caso, sin necesidad de presencia física en una oficina. Entran en juego dos pilares primordiales: la comunicación y la tecnología.

La revolución tecnológica permite nuevos formatos de estudio y trabajo. Sin importar la localización de las personas, las herramientas disponibles facilitan estos nuevos desafíos, incluso creando grupos virtuales de trabajo, en los que el trabajo remoto es la motivación más efectiva cuidando el sentido de comunidad dentro del equipo y otros aspectos que veremos más adelante.

El trabajo remoto, las herramientas adecuadas para el trabajo desde casa y la innecesaria presencia física en la empresa son los elementos que proponen un cambio en la cultura organizativa y estructural, sobre todo en organizaciones que no están acostumbradas al teletrabajo pero por razones ajenas necesitan comenzar a aplicarlo. Para ello, las empresas deben incorporar métodos internos para canalizar el home office con una intranet definida y medios de comunicación adecuados.

Perfiles de empleados y empleadores

Aunque hay diversas plataformas y aplicaciones digitales para construir un trabajo colaborativo y la distancia no se convierte en un escollo para obtener buenos resultados, algunas sugerencias para empleados y líderes vienen muy bien a la hora de asegurarnos que todos los protagonistas trabajarán y cumplirán con sus responsabilidades.

Si bien no hay un sistema de control y monitoreo, el empleado debe evitar las distracciones e imponerse objetivos diarios y semanales. Es bueno definir un horario de trabajo y tratar de cumplirlo. Por otro lado, la iniciativa es importante para mejorar sus propios resultados. Perfil de empleados:

  • Autodisciplina y autogestión del tiempo.
  • Enfoque en el trabajo y en los resultados.
  • Actitud responsable y compromiso con la empresa.
  • Ser proactivo en cuanto a la modalidad del trabajo remoto.
  • Ser capaz de resolver problemas emergentes en forma autónoma.

Desde el punto de vista de las empresas, el trabajo a distancia debe planearse con base en dos pilares, como mencionamos más arriba: las herramientas tecnológicas y la comunicación. Perfil de empleadores:

  • Analizar los perfiles factibles de trabajo remoto.
  • Definir nuevas dinámicas de recursos humanos de acuerdo con el contexto del trabajo.
  • Coordinar equipos virtuales de trabajo.
  • Evaluar los objetivos alcanzados y no el monitoreo personal.
  • Diseñar estrategias de trabajo y formas de comunicación e integración de los equipos de trabajo remoto.

Mujer haciendo tareas desde la modalidad de trabajo remoto

Algunos desafíos del trabajo remoto

En cuanto a lo ideológico, el teletrabajo implica abrir nuevos debates y superar algunos desafíos. Trabajar a distancia es una posibilidad real para muchas empresas. El trabajo remoto en Argentina se contempla dentro de las leyes que engloban el trabajo pero sin mencionarlo de modo taxativo, como la Ley 20744 de Contrato de Trabajo y la Ley 25800 de Convenio sobre trabajo a domicilio que ratifica el Convenio N° 177 (1996) de la Organización Internacional del Trabajo. Veamos cuáles son los desafíos más relevantes que deben afrontar todas las partes para que el teletrabajo resulte exitoso, más aún en situaciones extraordinarias como el coronavirus. 

  • Comprometerse con el trabajo remoto para construir confianza en el equipo de trabajo.
  • Fomentar una percepción real del contexto de trabajo y de todas las ramificaciones que conlleva.
  • Resolver conflictos de forma adecuada para evitar los equívocos e interpretaciones erróneas.
  • Construir el sentido de comunidad dentro de los equipos de trabajo remoto, fomentado las reuniones virtuales de forma periódica y la comunicación por videoconferencias, correos electrónicos y aplicaciones digitales, entre otros.
  • Responder conscientemente los mensajes y correos electrónicos, transmitiendo entusiasmo por el esfuerzo de todos.

Ante la emergencia sanitaria, el teletrabajo puede ser un formato nuevo para muchas empresas, pero indudablemente será una modalidad que se adopte con más vigor luego de pasada la crisis.

De la construcción de confianza se deriva el hecho de compartir información y tener los objetivos claros. Es una meta común para la empresa y los empleados poder superar estos desafíos, cuyos resultados son fundamentales para el desempeño de los equipos de trabajo remoto. En Bayton buscamos colaborar con esta revolución del trabajo y generar nuevas soluciones.

Compartir nota
Tags