<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101338777021665&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Skip to content

La economía que se viene: las nuevas metodologías de trabajo

Con el embate del coronavirus, la fuerza laboral se ha modificado categóricamente, casi sin vuelta atrás. Hasta antes de la pandemia el teletrabajo se tornaba confuso en cuanto a responsabilidades y derechos de empleadores y trabajadores, y planteaba más debates que soluciones. Tras la crisis sanitaria, las nuevas metodologías de trabajo irrumpieron para mantener la corriente de trabajo y la economía.

¿Cuáles son las nuevas tendencias del mercado laboral?

Las tendencias tecnológicas facilitan el home office para algunas ocupaciones. Aunque el trabajo remoto no sea una novedad, la crisis sanitaria sacó a relucir todo su valor para las empresas cuando la actividad se encara de forma adecuada y responsable.

Dados los beneficios que trajo el teletrabajo frente a la contingencia mundial, al momento de volver al trabajo, quizá algunos empleados prefieran continuar con la modalidad, y los empleadores deberán evaluar la posibilidad de mantenerla, por lo menos mientras se proyecta un regreso progresivo y escalonado. Sin embargo, no queda solo en la eventualidad, sino que es una de las nuevas metodologías de trabajo que marcará la experiencia laboral. Estas son las tendencias del mercado laboral que conducirán la nueva normalidad:

  • Medidas preventivas para el personal en ámbitos laborales

Las medidas de higiene personal para evitar contagios serán una práctica estándar en las empresas, que deberán esforzarse para tener ambientes seguros e implementar las reglamentaciones del Ministerio de Salud en cuanto a distanciamiento social e higiene de ámbitos con circulación de personas. Estas medidas preventivas se refuerzan con modificaciones en las estructuras y protocolos en espacios comunes.

  • Trabajo remoto

En este tiempo de crisis, muchas compañías comenzaron a implementar el trabajo remoto de manera improvisada y aprendieron durante la marcha. Recientemente, el Senado aprobó la nueva Ley de Teletrabajo que regularizará los derechos laborales de los empleados que trabajen desde casa. Por otro lado, quedan muchos aspectos por perfeccionar, como la comunicación y los servicios de conexión.

Las nuevas metodologías de trabajo encontraron en el trabajo remoto la mejor oportunidadLos beneficios de las nuevas metodologías de trabajo mejoran la calidad de vida de los empleados.

  • Comunicación virtual

Con los efectos de la pandemia, los viajes de negocios y las reuniones periódicas son algunos de los parámetros que quizá tarden más en reactivarse. Los eventos corporativos y las capacitaciones se darán en entornos virtuales para sostener el distanciamiento social y preventivo. En tanto, las reuniones de trabajo y la comunicación se darán por videoconferencias.

  • Trabajo por objetivos

Es uno de los desafíos que conlleva la modalidad del teletrabajo. La distancia no es un escollo para realizar un trabajo colaborativo, pero es muy importante establecer pautas de trabajo. El control de horas trabajadas se torna un elemento complejo para las empresas. De ahí la necesidad de desarrollar una cultura de trabajo organizada por objetivos con equipos remotos y construir confianza para no caer en malas conductas.

  • Gestión de cambio e identidad de marca

Cómo los empleadores han manejado el sentido de urgencia y conformado alianzas del cambio son puntos claves en las nuevas metodologías de trabajo para adoptar las medidas de prevención en espacios laborales, adaptarse al teletrabajo y reforzar la marca empleadora. Sin embargo, el proceso no termina hasta que la adaptación al cambio llegue a todas las esferas de la organización. Los líderes deben acompañar esta transición del cambio con base en la conciencia social y la empatía.

  • Nueva situación laboral: la modalidad freelance

Los trabajos por encargo o bajo demanda se verán muy favorecidos en el futuro del trabajo. El formato freelance se viene desarrollando hace varios años, pero con la crisis sanitaria tomó más relevancia y se refleja en las nuevas metodologías de trabajo. Se trata de una tarea específica con una duración corta para llevar adelante un proyecto, sin relación de dependencia con la empresa contratante. Otra opción para los proyectos temporarios es el personal eventual.

  • Herramientas colaborativas 

Las plataformas o aplicaciones virtuales utilizadas para el intercambio de información han crecido mucho y hay una amplitud de opciones. Estas herramientas colaborativas permiten que la modalidad del teletrabajo se desenvuelva de modo más sencillo. En el contexto actual son parte esencial para la colaboración en línea. Entre los mejores gestores de proyectos y más populares se encuentran Asana, Trello, Monday, Clarizen, Slack, entre otros.

  • Organización del conocimiento

Esta nueva realidad que llega para quedarse depende mucho de las herramientas digitales de trabajo y la comunicación. La transformación digital a largo plazo es el eje para que las empresas adopten las nuevas tecnologías y puedan reducir la brecha. El trabajo remoto es una clave dentro de la economía del conocimiento y atraviesa la productividad, la creación de empleos de calidad y las políticas de salud en el trabajo.

 

La comunicación por videoconferencia gana terreno en las nuevas metodologías de trabajo.

Beneficios para el empleado y la organización

La pandemia ha generado un cambio de paradigma en el mundo del trabajo. En algunos casos, el aislamiento social, preventivo y obligatorio ha acelerado la transición digital y puesto sobre la mesa algunas cuestiones en cuanto a las condiciones laborales y la organización del trabajo para continuar siendo empresas sólidas y operativas. Las medidas preventivas en el espacio de trabajo ocupan la agenda de la empresas.

Beneficios que aportan las nuevas metodologías de trabajo:

  • Ahorro de costos de desplazamiento.
  • Flexibilidad y autonomía en la organización de tareas.
  • Conciliación de vida familiar, social y laboral.
  • Optimización del tiempo.
  • Mejora de la calidad de vida de los colaboradores.
  • Mayor cuidado de los grupos de riesgo.
  • Inserción laboral.
  • Inclusión social.
  • Reducción de ausentismo por enfermedad o estrés.
  • Reducción del nivel de rotación.
  • Reducción de costos de infraestructura.
  • Aumento de la productividad.
  • Ventajas de incorporar los mejores talentos.

Esta economía que se viene tiene dos componentes de valor: las tendencias tecnológicas y el capital humano. En Bayton te acompañamos para encontrar los mejores perfiles profesionales para dar respuesta a las nuevas metodologías de trabajo, cuidando la identidad de marca.

Compartir nota
Tags