<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101338777021665&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Skip to content

Oficinas: el cambio para el día después

La nueva funcionalidad de los espacios de trabajo se redefine a medida que se espera el fin de la pandemia. El modelo híbrido se instala como el más elegido tanto por colaboradores como por directivos.

Mientras la vacancia de las oficinas Clase A sigue creciendo, y ya se ubica por encima del 11%, según especialistas del rubro inmobiliario, los directores de RR.HH. y CEOs solo piensan en cuándo será la vuelta a la oficina, cómo y qué rol tendrá desde ahora el espacio de trabajo.

El rebrote frustró los planes de muchas compañías, pero eso no quita que los planes hayan sido dejados de lado completamente. Las miradas son variadas, y eso abre el interrogante sobre qué papel jugará el tipo de propuesta laboral para atraer y fidelizar a los talentos.

Por ahora, según Mercer, el 38% de las empresas encuestadas indicó que la mayoría de los empleados continuarán trabajando remotamente en la medida en que sea posible, independientemente de los cambios en las normativas de distanciamiento. Un 13% de las firmas eligió que la mayoría de sus empleados vuelva a su lugar de trabajo y solo el 6% indicó que se dejará la decisión a los empleados. Finalmente, un 16% indicó opciones como la modalidad mixta o implementar un esquema rotativo por equipo.

Juan Carlos Martínez, gerente de RR.II. de Bayton Group, señala que habrá que "trabajar la creatividad para que los colaboradores tengan ganas de ir a la oficina. Y los líderes deberán profundizar su contención, porque no para todos será lo mismo el proceso de volver. Será preciso ver las necesidades de cada persona".

Se está pensando el espacio dentro de la oficina: con flexibilidad y movimiento. Hasta marzo, no eran pocas las empresas, sobre todo las de IT, que competían por el talento diseñando mejores paquete de beneficios, y entre sus ingredientes siempre estaban las oficinas. Este futuro del trabajo impactará en los líderes, que tendrán que adaptarse y romper las históricas estructuras de las oficinas, la presencialidad, la comunicación, motivación y supervisión.

 

Por Marysol Antón - Apertura

 

 

Compartir nota
Tags