Semana laboral de 4 días, un paso más hacia un entorno de trabajo flexible

La semana laboral de 4 días está resonando desde hace algún tiempo, porque ha comenzado a implementarse en varios países. Se trata de un beneficio que hace a una mayor flexibilidad laboral. Conocé todo en esta nota. 

Hacia un esquema de trabajo más flexible

Los entornos de trabajo experimentaron cambios profundos en los últimos años como consecuencia de las medidas de aislamiento durante la pandemia y de la creciente adopción de modelos de teletrabajo en las empresas.

De esta manera, el trabajo remoto y la flexibilidad horaria son medidas que se imponen y parecen vislumbrarse como parte del futuro. 

Pero ¿qué es la flexibilidad laboral? Es un concepto comprendido dentro del salario emocional, que transforma la manera de ver el trabajo. Se trata de un modelo de trabajo “a medida” que es acordado entre la empresa y el colaborador, con el fin de atender mejor las necesidades del empleado fuera del ámbito del trabajo

Se enfoca, sobre todo, en la posibilidad de brindar libertad horaria a los empleados, ajustando los horarios a sus preferencias. Las empresas que están desarrollando esta estrategia apuestan por diversos modelos y alternativas que mejoran las condiciones de trabajo.

Así, el teletrabajo, los días free y los horarios flexibles son distintas maneras de fomentar la libertad y flexibilidad laboral al interior de una compañía.

En este contexto, la semana laboral de 4 días se convierte en una de las estrategias de flexibilidad laboral que muchas empresas alrededor del mundo están implementando con fuerza. 

Un sueño que puede hacerse realidad: trabajar menos y ganar lo mismo

El método que impulsa la semana laboral de 4 días consiste en modificar las habituales 40 horas semanales de un trabajo full time a 36 horas. 

De esta manera, se propone que las tareas laborales se desarrollen durante cuatro días (por ejemplo de lunes a jueves) y se proporciona un descanso de tres días, en lugar de dos.

Esta reducción horaria puede convertirse en el sueño de muchos trabajadores, porque se trata de contar con mayor tiempo libre y una menor carga de horas de trabajo, sin una disminución del salario. 

Aunque se piense que esta metodología podría reducir la productividad o llevar al fracaso los objetivos empresariales, la realidad muestra lo contrario ya que, además de beneficiar a los empleados, aumenta las ventajas para las empresas.

Cuáles son los beneficios de una semana laboral de 4 días

La semana laboral de 4 días, y otras acciones que propician la flexibilidad laboral, se traduce en múltiples ventajas tanto para los trabajadores como para las compañías. 

Varias empresas del Reino Unido comenzaron a llevar adelante pruebas piloto de esta índole, siendo las conclusiones preliminares muy prometedoras debido a que, en su mayoría, la opción por 4 días laborales funciona muy bien.

Esto se plasma en la investigación llevada a cabo por 4 Day Week Global, Autonomy e investigadores de la Universidad de Cambridge, Boston College y la Universidad de Oxford, en la que se entrevistó a 70 compañías inglesas con más de 3000 empleados que brindaron 1 día libre extra durante la prueba.

El resultado más sobresaliente de la prueba es que el 46% notó que la productividad del negocio se mantuvo, el 34% informó que mejoró ligeramente y el 15% mencionó que ha mejorado significativamente.

Además, más del 80% de las empresas afirmó que probablemente mantendrá la política de semana laboral de 4 días luego de finalizar la prueba.  

Esto denota que se trata de un accionar rentable y beneficioso para colaboradores y organizaciones.

Veamos las ventajas más destacadas:

  • Mejora de la gestión del tiempo, ya que se prioriza la ejecución de tareas o de objetivos específicos en detrimento de la cantidad de horas trabajadas. Esto hace que los colaboradores sean más eficientes y organicen mejor los tiempos laborales.
  • Reducción del estrés laboral, porque es posible conciliar adecuadamente el ámbito familiar con el trabajo, contando con mayor facilidad para atender asuntos personales.
  • Disminución de los costos de oficina, porque existe una menor cantidad de empleados en las instalaciones, lo que supone la reducción de costos fijos, como la electricidad u otros gastos.
  • Mejora del clima laboral, porque el tiempo destinado al ocio, la recreación y el esparcimiento familiar es sinónimo de alegría y optimismo para los trabajadores.
  • Mayor productividad, porque se demuestra que el rendimiento aumenta y las medidas de flexibilidad laboral propician la motivación.

¿Es posible tener una semana laboral de 4 días en Argentina?

Hemos dicho que la semana laboral de 4 días es un tema primordial en la agenda política de muchos países, y Argentina no es la excepción. En el país se está intentando efectivizar dos proyectos de ley que impulsan esta modalidad.

Es real que, en la Argentina, el debate recién comienza y aún no es claro si la implementación a futuro de un modelo de este estilo será beneficiosa, ya que cada país cuenta con características sociales, culturales y económicas bien diferentes.

Es importante tener en cuenta la realidad de cada sector y actividad, con el fin de entender cómo afectaría y cuáles serían las oportunidades para todas las partes.¡Conocé más tendencias y novedades del mundo laboral en nuestro blog!

Compartir nota
Tags