<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101338777021665&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Skip to content

Outplacement: una desvinculación más humana

Una experiencia de desvinculación laboral trae consigo una serie de eventos emocionales que afectan la vida de las personas. Por motivos diversos, como una fusión, una reestructuración organizativa o un recorte de plantilla, algunas empresas deben tomar decisiones drásticas sobre su fuerza de trabajo e iniciar procesos de desvinculación. El proceso por el cual la empresa acompaña y apoya al empleado saliente para facilitar su reinserción laboral se llama outplacement.

Las finalidades de los procesos de outplacement son muy diversas. Su implementación tiene como objetivo conseguir una desvinculación más humana, dar contención emocional y profesional para los empleados afectados. 

Sin embargo, no es un beneficio dirigido sólo al empleado. Una desvinculación de recursos humanos puede abrir una grieta en la credibilidad de la empresa. De esta forma, adoptando un programa de outplacement, la compañía cuida su identidad de marca en una época en la que se pone de relieve la responsabilidad social y, por otro lado, evita climas adversos dentro de su organización.

 

¿Qué es outplacement en el mundo corporativo?

Cuando una persona se ve alejada de un trabajo por razones ajenas a su voluntad, más aún cuando se desempeñó muchos años dentro de la compañía o no tiene pensado todavía llevar a cabo un retiro exitoso, el outplacement es una oportunidad para que su centro vuelva a ser su carrera profesional y no, por el contrario, caer en una especie de abismo o remar contra la corriente. ¿Por qué hacemos estos paralelos?

Perder un trabajo es una experiencia bastante dura para cualquier persona. En algunas ocasiones, estas consecuencias son severas debido a que el estrés y la incertidumbre juegan en contra en este proceso doloroso. Los especialistas señalan que la pérdida de un trabajo es uno de los eventos más perturbadores de la vida. De ahí que el outplacement se considere una oportunidad vital para asumir el cambio y encarar un nuevo camino profesional.

Un proceso de outplacement es un conjunto de estrategias que acompaña en esta circunstancia con el objetivo de acortar ese tiempo de incertidumbre y desempleo. Se trata de programas implementados por las consultoras de recursos humanos para asistir y acompañar a los trabajadores que se ven desvinculados de la empresa. En otras palabras, el outplacement minimiza las consecuencias negativas de un despido y facilita la transición laboral.

CV de un postulante luego de pasar por un proceso de outplacement

Beneficios del outplacement

Las empresas con sentido de responsabilidad social implementan programas que facilitan la transición de los empleados contratando y consultoras de recursos humanos que ofrecen el servicio de outplacement, como es el caso de Bayton. En esta gestión de los recursos humanos, el outplacement beneficia tanto al empleado removido de su cargo como a la empresa. Veamos cuáles son los beneficios.

  • Reduce las consecuencias negativas de un despido. Con un proceso de outplacement, el empleado se ve acompañado en la próxima etapa de su vida y, probablemente, su trayectoria profesional mejore.
  • Facilita la transición laboral. La persona afectada encuentra trabajo mucho más rápido que si se encontrara sola en la búsqueda, mientras se plantea nuevos retos profesionales.
  • Reduce el tiempo promedio de búsqueda. Siempre dependiendo de las regiones geográficas, los programas de outplacement reducen el tiempo que la persona podría estar desempleada.
  • Cuida la reputación y la marca. Dentro de la percepción de los empleados y de la sociedad en general, la empresa se preocupa por el bienestar personal y profesional de sus empleados. Existe un compromiso que se ve reflejado en el manejo del personal y la identidad de marca.
  • Evita ambientes conflictivos. La implementación de un programa de outplacement evita los conflictos internos debido a la incertidumbre o el rencor que puedan generarse porque la empresa no se ocupa del empleado despedido.

Mujer joven explicando los beneficios del outplacement

Perfiles para aplicar outplacement

El servicio de outplacement nace en Estados Unidos en la década del 60 y luego se esparce gradualmente por países europeos. El outplacement en Argentina no existe hace demasiado tiempo.

A partir del 2000, con las crisis económicas, países latinoamericanos comienzan a implementarlo, como los casos de Colombia, Perú, México, Chile y Argentina. Al principio, esta estrategia estaba más orientada a ejecutivos selectos. La gestión del capital humano ha evolucionado junto con los mercados competitivos con una consecuente maduración de los programas de outplacement.

Actualmente los procesos de outplacement van enfocados hacia todos los niveles y existen diferentes opciones, que van desde grupales para niveles no tan senior e individuales para mandos medios y altos. También existen programas para acompañar a las personas próximas a su retiro, para apoyarlos en un rediseño exitoso de la nueva etapa.

En el momento de transición, las personas se preguntarán cómo añadir valor a su historia de vida, cómo se harán visibles en el mercado laboral, cómo diseñar un plan de reinserción adecuado.

La unidad de soluciones B Professional de Bayton facilita las transiciones profesionales con el desarrollo de una red de career coaches, a la medida de cada cliente, jerarquía y sector. Podemos establecer algunas fases generales de outplacement:

  • Evaluación de la experiencia, los estudios, las habilidades, las competencias y los valores.
  • Análisis de mercado y alternativas: existen diferentes formas de inserción laboral más allá de la relación de dependencia.
  • Definición de los objetivos personales y profesionales, balance sobre la trayectoria y redacción del currículum y de la estrategia de marketing personal.
  • Búsqueda activa en las industrias adecuadas.
  • Asesoramiento continuo y desarrollo de estrategias para cada presentación.
  • Seguimiento luego de la recolocación e integración en la nueva empresa.

El outplacement tiene una veta generosa que las organizaciones deben considerar al momento de su reestructuración. Los empleados salientes pueden cumplir una función casi inesperada como embajadores de la marca de la empresa.

En Bayton desarrollamos servicios de outplacement con un equipo multidisciplinario que aborda todas la aristas en esta desvinculación asistida, cuyas dimensiones favorecen la práctica de la gestión de los recursos humanos de manera integral y acorde con los tiempos actuales.

Compartir nota
Tags