Teletrabajo: el descanso y cómo mejorar la productividad

Hay muchas razones por las cuales uno querría tener un  trabajo desde casa: mayor flexibilidad, comodidad, no tener la necesidad de transportarse hacia el lugar de trabajo y muchas otras más.

En el presente, sin embargo, no es cuestión de elección, sino que debido al Coronavirus (COVID-19) y las medidas sanitarias que éste implica, muchas empresas que no tenían este sistema de organización se vean obligadas a empezar a incursionar en el teletrabajo en Argentina y el resto del mundo.  

Es probable que estas soluciones de teletrabajo sean algo totalmente nuevo para muchos y no sepan por dónde empezar para obtener la mejor organización posible, cómo invertir el tiempo de la mejor manera y lo más importante, cómo descansar estando en nuestras propias casas.

Mujer en su escritorio en su casa gracias a la modalidad teletrabajoSe estima que cerca de un millón de personas tienen trabajo remoto en argentina (Organización internacional del Trabajo)

Teletrabajo y un buen descanso, ¿es posible?

Es muy importante no sólo enfocarse en las ventajas del trabajo remoto, sino también ser conscientes que este conlleva nuevos desafíos que no se presentan en los ámbitos laborales tradicionales. 

Es muy difícil poder manejar la relación de trabajo desde casa y descanso, poder separar la vida personal y laboral se torna crucial cuando dedicamos el mismo espacio al trabajo y descanso. Sin embargo, es muy importante saber cuándo relajarse para tener mejor productividad y un mejor estilo de vida. 

A continuación te traemos una serie de consejos para que puedas trabajar home office de la mejor manera posible y  cumplir con tus objetivos laborales.

1. Organizarse rutinas y horarios

Quizás el problema más común en las personas que se inician en el teletrabajo es el de fijar un horario en concreto para trabajar. No hay que pensar que tenemos todo el día para cumplir con las tareas. Si no se tiene una rutina pensada es muy posible que no cumplamos con los objetivos laborales o que se termine trabajando más horas que si estuviéramos en la oficina. De esta forma, es necesario establecer una agenda y cumplirla para tener bien definido las horas que le vamos a dedicar al trabajo desde casa. 

A su vez, también es recomendable distinguir entre días laborables y festivos, tal como lo haríamos en una oficina. Es importante contar con una hora fija para levantarse y no quedarse en pijama. Esto último ayuda a cambiar el “chip” y mentalizarnos de otra manera. De la misma manera, también ayuda a la productividad del teletrabajo distinguir el tiempo para nuestras actividades. Es decir, tener previstos horarios para las tareas, el descanso, ocio, familia, etc. De esta forma se busca que mientras hacemos algo puntual no nos distraigamos pensando en otra cosa. 

Si se vive con otras personas en el mismo lugar es imprescindible tratar de sincronizar tus horarios con los de los demás. Así tus tiempos de concentración van a ser los mismos que los de ellos. 

Por último, se torna clave definirse tareas y objetivos en el trabajo remoto, ya sea dia a dia o para la semana. Hay que hacer prioridades para organizar bien las fuerzas y el tiempo dedicado a cada una para no saturarse.

2. Establecer un lugar fijo para realizar home office

Es muy importante poder delimitar bien el espacio del teletrabajo. Un error muy común a evitar es utilizar los mismos espacio de descanso (el sillón, la cama, etc.) para el trabajo remoto. Esto puede hacernos menos productivos y por ende alargar las jornadas laborales. Es necesario contar con un lugar determinado para llevar a cabo nuestras tareas diarias. 

Es importante que el espacio en cuestión sea un ambiente fresco y bien ventilado con el fin de favorecer la concentración y evitar la irritación de ojos durante el tiempo de home office. La luz natural es lo ideal, pero si no es posible también se recomienda algo similar a la luz del sol.

Una vez ya definido cuál será nuestro lugar de trabajo remoto, es conveniente separarlo y diferenciarlo del resto de los espacios para que ya sea nosotros mismos o los que viven en el mismo lugar, lo identifiquemos como tal. Esto ayuda a respetar lo hecho durante la jornada de home office.  

Otro detalle no menor en el teletrabajo es la elección de los muebles. Hay que tratar de tener espacios ergonómicos y flexibles para poder trabajar en una postura cómoda y mantener la actividad y concentración por más tiempo. Aquí la silla se transforma en un elemento crucial para mantener la buena postura. Para esto, es recomendable elegir sillas con apoyo lumbar incorporado y poder regular tanto la altura como el reclinado. En cuanto a la mesa o escritorio, se puede optar por una de altura regulable para trabajar ya sea sentados o de pie.

A su vez, cuando se termina el horario es una buena práctica organizar de nuevo el espacio para que quede en correctas condiciones y desconectarse por completo hasta el día siguiente. Así, encaramos el próximo día de trabajo desde casa de una mejor manera.

3. Destinar tiempo para descansar

En el teletrabajo, al igual que en una oficina, lo más importante es poder contar con tiempos de descanso y no necesariamente pasar todo el día sentado frente a una computadora. Esto último es perjudicial para la salud y nos produce un mayor cansancio. Para esto, se recomienda poner en práctica técnicas que nos ayuden a tener tiempos de reposo y recuperación durante todo el día.

Una de las herramienta más conocidas es la Técnica Pomodoro. Básicamente esta consiste en colocar un temporizador de 25 minutos durante el tiempo de home office y cuando este se acabe se programan otros 5 minutos para levantarse, hacer algún ejercicio, estirar o incluso alguna tarea del hogar y luego continuar con el trabajo desde casa repitiendo el procedimiento. También es recomendable realizar ejercicio físico por lo menos 30 minutos diarios. 

haciendo una videollamada en su escritorio gracias al teletrabajo

Buenas prácticas para descansar mejor en casa

No sólo los hábitos y formas que en las que llevamos a cabo el teletrabajo durante la jornada impactan en la productividad diaria. También lo que hacemos por fuera de estos tiempos repercute de manera directa en el cumplimiento o no de los objetivos laborales. Por esto mismo, es muy importante cuidarse durante todo el día. Para esto, te traemos tips para que lo que hagas por fuera de tu trabajo remoto repercuta de manera positiva en este:

- No utilizar la misma computadora para descansar y trabajar: De esta forma se corre el riesgo de difuminar la línea entre el home office y los momentos de ocio. Es mejor tratar de tener otro dispositivo diferente para consultar algo en la web o consumir cualquier tipo de contenido multimedia.

- Comer saludable: El trabajo desde casa requiere mayor control sobre lo que comemos y el tiempo que le dedicamos a esto. Es importante una buena alimentación para no sentirse cansados constantemente y mantener un buen nivel de productividad durante el día. No es necesario ser un experto ni dedicarle mucho tiempo a la nutrición, sólo basta con saber qué comer y gestionar bien los alimentos. Se recomienda por ejemplo, no consumir bebidas altas en azúcar, quitar los snacks del alcance, no improvisar y  bajar la cantidad de alimentos no saludables. A su vez, se aconseja tener de 4 a 5 comidas diarias planificadas, no comer en el mismo lugar del home office (escritorio o mesa) y dedicarle al menos 20 minutos para una buena digestión.

- Hablar con otras personas: En el teletrabajo es muy factible terminar aislandose del mundo que nos rodea. Esto puede provocar la sensación de soledad, o incluso sentir ansiedad. Para evitar esto es importante mantenerse en contacto con otros compañeros, amigos o familiares mediante mensajes o videollamadas. Eso también es fundamental en la gestión de equipos que se encuentran haciendo trabajo desde casa.

- No utilizar pantallas antes de dormir: Ya sea a través del televisor, tablet o celular consumir contenidos visuales en momentos puntuales tiene efectos negativos en el descanso. Si queremos ver este tipo de cosas durante el día para relajarnos, está bien, pero debemos cambiar el hábito y suspender el uso de dispositivos por lo menos una hora antes de dormir. De esta forma, descansaremos mejor y podremos afrontar otra jornada de teletrabajo.

- Realizar ejercicios: Los ejercicios de estiramiento suelen ser los mejores para reducir las tensiones del cuello y las cervicales para aquellos que pasan mucho tiempo sentados frente a una computadora debido al home office. Un buen ejercicio simple es el de girar la cabeza de un lado para otro, con los brazos caídos y la espalda recta. También es conveniente estirar las piernas, los pies y brazos para activar la circulación. 

- Horas de sueño: Muchas veces el hecho de trabajar desde casa hace que cambiemos nuestra horas de sueño. Ante esto, se aconseja dormir entre 7-9 horas todos los días para un buen descanso. 

Somos expertos en Recursos Humanos y sabemos dar soluciones a medida a las empresas que lo requieran. Para asesorarte y conocer los servicios que ofrecemos, pueden ingresar a nuestro sitio web.

Compartir nota
Tags