<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=101338777021665&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Skip to content

Cambiar de empleo en tiempos de Coronavirus

Aunque asumamos que los cambios sociales provocados por la crisis COVID-19 son de carácter temporal, estos comienzan a asentarse en nuestras vidas. Cuando un sistema social, como las empresas o las organizaciones individuales, sufre un cambio repentino por agentes externos, se altera su modo conocido de interactuar con la sociedad.

En tiempos de Coronavirus, para muchas personas, cambiar de empleo se presenta como una situación dudosa; sin embargo, para otras puede significar ese golpe repentino que agita y redefine nuevas estrategias.

La crisis sanitaria provocó el impulso de cambios en la forma de trabajar y en las ideas organizativas de las empresas. La transformación digital es un punto de inflexión de esta época. La opción del teletrabajo y el crecimiento de la economía colaborativa son algunas de las consecuencias catalizadoras de la crisis. Pero ¿qué sucede si surgiera la necesidad de cambiar de empleo o aceptar una nueva oportunidad laboral?

Hombre profesional trabajando desde su casa pensando en cambiar de empleo en tiempos de Coronavirus

¿Es posible cambiar de empleo en plena pandemia?

Si bien es cierto que el mercado se encuentra abatido por el Coronavirus, cambiar de empleo no deja de ser una ventana abierta para aquellas personas cuya necesidad surge de una situación personal, profesional o emocional en particular.

Según la opinión de Graciela Vinocur, gerenta de consultoría de B Professional de Bayton, «para algunas personas el cambiar de trabajo significa renovarse, emprender nuevos desafíos, disfrutar de lo nuevo y, por supuesto, en muchos casos, representa la expectativa de un crecimiento profesional, una mejora económica o un mayor bienestar en su vida laboral o personal. Para otros, sin embargo, el cambio laboral puede ser vivido como un motivo de preocupación, un movimiento arriesgado cuyos dudosos resultados los saca de su zona de confort o de seguridad».

En esta época de mayor vulnerabilidad, las ofertas laborales han disminuido lógicamente. Pero ello no significa que todas las puertas estén cerradas hasta que las medidas sanitarias puedan combatir el virus. Algunas empresas continúan incorporando nuevo personal, utilizando métodos de reclutamiento virtuales, con la ventaja de atraer talento estratégico y profesional y cargos ejecutivos con altas calificaciones o habilidades que puedan resolver los nuevos desafíos de las organizaciones.

No obstante, ¿cómo cambiar de empleo cuando el miedo o la perplejidad dominan en una situación de crisis emergente y camino sinuoso? Pero en el mejor de los casos, ¿cómo cambiar de trabajo y no arrepentirse de haberlo hecho? Intentemos responder estas preguntas.

Recursos humanos: miedo al cambio de empleo

Asumir un nuevo reto nos levanta la autoestima, nos fortalece en nuestra propia seguridad. No caben dudas de que cambiar de empleo se ajusta a estas cualidades. Sin embargo, el miedo es parte de nuestra naturaleza humana y es un guardián frente a cualquier cambio que altere una situación previsible y cotidiana. Las incertidumbres son propias de los nuevos contextos, como sucede con la relación Coronavirus y trabajo.

De cualquier modo, es necesario comprender si el miedo a cambiar de trabajo se convierte en un obstáculo para mejorar nuestro camino profesional, «porque permanecer en el empleo actual no necesariamente equivale a sentirse satisfecho en él, a veces lamentablemente consiste en perpetuarse en una queja constante», como remarca la especialista en desarrollo de talento profesional.

El primer paso es afrontar la situación de incertidumbre para generar cierto bienestar emocional en una etapa de cambio laboral. Una vez que reconocemos el temor que nos paraliza para intentar cambiar de empleo, más aún cuando el mundo laboral se modifica en forma constante y las personas ya no permanecen de por vida en un mismo sitio como era costumbre en otra época, debemos reducir ese miedo que evita que sigamos creciendo. Algunos consejos:

  • Aceptar que los cambios son naturales, más aún en los entornos laborales o situaciones de crisis.
  • Reconocer el miedo a cambiar de trabajo como un factor normal.
  • Ser flexibles a pequeños cambios de rutina para superar un cambio más grande.
  • Dedicarse a uno mismo para comprender las emociones.
  • Apoyarse en la familia y en el entorno más cercano.
  • Confiar en el propio talento.
  • Marcar un calendario de tiempos y tareas que definan el cambio de empleo.

Hombre de traje usando una pluma para leer su CV y cambiar de empleo en tiempos de Coronavirus

Tips para cambiar de empleo y derribar algunas barreras

Frente a la disyuntiva, nos preguntamos cuándo cambiar de trabajo o si estamos preparados para ello, si el momento es el adecuado, dudamos sobre el contexto actual, nos acoplamos a la afirmación de que el ser humano se resiste al cambio. Revisemos algunas claves para cambiar de empleo y derribar estas barreras.

  • Analizar las razones: por lo general, las personas que quieren cambiar de rumbo laboral llegan a un punto crítico en que es importante definir las razones y analizar el contexto.
  • Sopesar el salario emocional: lo cierto es que cambiar de empleo es todo un desafío y tenemos que sopesar, entre otros factores, cuál es el salario emocional que perdemos y si lo compensaremos con el nuevo cargo. A veces, cambiar de trabajo significa resignar algunos beneficios para obtener otros.
  • Salirse de la zona de confort: superar un desafío tiene consecuencias positivas en la seguridad, la creatividad y la autoestima, tres elementos muy valiosos para el desarrollo personal.

El debate de la crisis COVID-19 que se ramifica en la vida económica puede resultar una oportunidad para algunos profesionales que quieren cambiar de empleo. B Professional es la unidad de soluciones focalizada en la interacción entre las personas expertas y las organizaciones.

Compartir nota
Tags